martes, 1 de mayo de 2012

Reflexión 1, corregido.


Creo que teniendo en cuenta el tiempo del que disponíamos he aprendido todo lo que se puede aprender sobre este tema. Me siento muy realizada por que siento que los conocimientos que hemos dado en clase, realmente los he aprendido y estoy ansiosa por poder utilizarlos. Cada vez que leo algo no puedo evitar tratar de analizarlo, aunque no se trate de una lectura infantil, al igual que trato de diferenciar la paraliteratura de la literatura y darme cuenta cuando me encuentro algún caso de subliteratura.

He de reconocer que me ha costado separar la literatura infantil del folclore.

Por otra parte encuentro los conocimientos tanto bonitos como útiles, pues siento que he dado un pequeño pasado hacia adelante en mi camino hacia la docencia ahora que se identificar los mejores libros para cada edad del niño, es decir atendiendo a su evolución madurativa.

He aprendido también que cada detalle es importante, el tamaño de los libros, el formato, las ilustraciones son cosas que pueden ayudar a el fomento de la lectura, así como tener siempre en cuenta al niño y a sus gustos.

Cuando sea maestra trataré de dar a este tema tanta importancia como realmente tiene para transmitir a los niños la pasión por la lectura y acercarles, de esta manera, a los millones de beneficios que esta ofrece.
Para ello la literatura infantil de autor tendrá un hueco muy importante en mi aula, pretendo elaborar una biblioteca enorme pues pienso que los libros pueden ayudar a los niños a afrontar numerosos problemas y a superar otros, también pueden hacerles pensar que es lo mejor y educarles enormemente, pero también, los libros son una puerta abierta hacia la imaginación, la expresividad, la comprensión, la sabiduría y por último pero no menos importante una puerta hacia la diversión.
Intentaré convencer a cada niño de que los libros son un tesoro que nos brindan la oportunidad de vivir más vidas aparte de la nuestra, con los libros puedes ser quien quieras, un hada, un príncipe, un vaquero del lejano oeste e incluso puedes recorrer el mundo en 80 días.
Por todo esto cuando sea maestra, cogeré de la mano a mis alumnos para introducirles en el mundo de la literatura para que cuando llegue el momento les pueda soltar y ellos sigan volando por allí sin querer salir.

Creo que esta asignatura me encantaba mucho antes de cursarla, desde la primera vez que leí su nombre en un horario por eso no es de extrañar que este aprendiendo y disfrutando tanto.

1 comentario: