sábado, 26 de mayo de 2012

La hora del cuento. bloque 3 corregido



La hora del cuento
 es un término con el que nos referimos al momento en el que iniciamos y trasmitimos la literatura a los niños contando o leyéndoles libros.
Los beneficios de este momento son:
  • Despertar el interés.
  • Romper la rutina escolar.
  • Enriquecimiento afectivo, el niño y la niña se sienten felices, interactuan y se identifican con los personajes.
  • Expresan sus opiniones y sentimientos

¿Qué se trabaja trasmitiendo literatura oral a los niños?

  • ·         Se desarrolla: el razonamiento lógico.
  • ·         La imaginación, incluso cuando se les muestran imágenes.
  • ·         La memoria.
  • ·         El lenguaje (oral, semántica, vocabulario).
  • ·         El interés por leer (cuando ven que alguien lee, les llama la atención y quieren aprender a hacerlo por si mismos).
  • ·         El gusto por la lectura y por los libros.
  • ·         Se mejora la capacidad de atención.
  • ·         Hablar de valores y enseñanzas sin convertirlo en paraliteratura.


Es necesario interactuar con los niños durante la hora del cuento.

Antes del cuento:
Se puede hacer una asamblea e introducir el cuento: tiene que haber un diálogo de motivación, donde se juegue con el titulo y donde los niños puedan dar su opinión, comentar y especular sobre el cuento: sus posibles personajes, su época…
De esta forma el niño sentirá deseos de conocer la historia y  estará más predispuesto a disfrutar y a aprender.

Durante el cuento:
En las historias que sean cortas, primero escucharán para que al final puedan participar e intervenir.
En las historias que sean más largas se pueden hacer preguntas retóricas o que les den pie a que ellos hablen mientras se cuenta el cuento. Cuando van a perder el interés es bueno hacerles actuar.

Al terminar el cuento:
Les podemos plantear una serie de preguntas, como por ejemplo: ¿os ha gustado?, ¿Qué personaje os ha caído bien?, ¿cuál os ha caído mal?, ¿Por qué?.
 Las preguntas deben ser objetivas, que no sean detalles irrelevantes pues dejan a los niños con la sensación de que no se han enterado de la historia, el objetivo no es que se aprendan la historia a la perfección.
No hay que hacer preguntas que les obliguen a contar la historia entera de nuevo.
El objetivo es que saquen conclusiones, no resúmenes y dicha lectura sea un buen recurso y una buena motivación para seguir interesándose por los libros.

Actividad plástica:

  • Pedir a los niños que hagan dibujos de los personajes del cuento.
  • cada niños deberá escoger los colores, el material y la manera de pintar.
  • luego se puede implementar una exposición de los personajes hechos por los niños y las niñas.
  • realizar un dialogo con todos los alumnos para comparar y contrastar las imágenes echas por todos.
  • se puede utilizar cualquier otra técnica gráfico-plástica. 
Actividad dramática:

  • dividir a los niños en pequeños grupos
  • proporcionar a los niños mascaras y vestuario de los personajes del cuento.
  • pedir que presenten su dramatización a los demás compañeros del aula.
  • después de las presentaciones dialogar para que los niños puedan compararlos.
  • también podemos interpretar con ellos las partes del cuento que elijan, con ayuda de títeres que ellos mismos creen.






Para mantener su máxima atención y motivación la educadora debe:
  • Prepararse.
  • familiarizarse.
Con la lectura elegida.
de esta manera, la lectura resultará:
  • Dinámica
  • Con pausas
  • Con cambios de inflexión de voz.
  • Con expresión corporal.
  • Gestos imitando sentimientos.
Indicaciones para leer un cuento:

  • El ambiente ha de ser informal, puede ser un rincón o la biblioteca.
  • La maestra invita a los niños a sentarse al rededor de ella.
  • Antes de la lectura es recomendable realizar una actividad de relajación.



Propuesta didáctica:



Tipos de trasmisión literaria.

CUENTACUENTOS: Este tipo es el que más favorece la imaginación y creatividad puesto que no se lleva libro, ni se muestran imágenes a los niños, por eso sin este apoyo visual pueden imaginar cuanto quieran, por lo que es bueno contarles historias nuevas, de las que nunca hayan oído hablar o visto por la televisión o en libros para que puedan crear desde cero a los personajes, los escenarios, etc.
Los cuentacuentos deben tener mucha expresividad, algo de movimiento y una voz clara aunque no es necesario poner voces diferentes a cada personaje, si no vamos a ser capaces de poner el mismo timbre de voz siempre que salga un personaje u otro, es mejor ponerles a todos el mismo tono, a los niños les gustará igual. También se puede interactuar los niños para que la historia les enganche, se les puede hacer alguna pregunta para que no pierdan el interés, además de hacer gestos con las manos, la cara…
Los cuentacuentos fomentan la comprensión oral.
Es posible recurrir a alguna marioneta si se cree necesario.

NARRACIÓN CON LIBRO: Consiste en contar un cuento con nuestras palabras a la vez que mostramos las imágenes, como un cuentacuentos pero con apoyo visual, por lo que se utiliza menos la imaginación.
Este tipo es el más usado en el primer ciclo de educación infantil, ya que las imágenes les ayudan a los niños a seguir el hilo de la historia.

LECTURA: Hay que leer de forma expresiva y pausada, para que a los niños les sirva como modelo lector y por supuesto para que la lectura sea más fluida y mejor.
Se pueden enseñar los dibujos a medida que se lee o por el contrario enseñarlos todos juntos tras la lectura.
Cuanto más grande sea el libro, mejor porque será más fácil enseñar los dibujos y que los niños los vean con claridad.
No es recomendable poner voces a los personajes, es mejor leerlo todo en el mismo tono porque como es un modelo de lectura al niño le podría confundir.

 ENLACES DE INTERÉS:

1 comentario: