domingo, 27 de mayo de 2012

Adaptación toda clase de pieles. corregido


Había una vez un rey y una reina que se querían muchísimo, fruto de ese amor salió una preciosa niña con rasgos delicados y exquisitos.

Tras un doloroso parto, la madre de dicha niña murió, no sin antes hacerle prometer al rey que buscaría otra reina para que su hija tuviese una madre. El rey, entre copiosas lágrimas, accedió a la última voluntad de su mujer, quien se fue para siempre dejando solo su recuerdo y tres bonitos regalos para su hija: una virgen de plata, un Cristo­ de oro y el anillo de sus nupcias.

Es curioso cómo, día a día, nada cambia, pero cuando miras atrás, todo es diferente.

Eso es lo que pasó en aquel lujoso castillo situado en las afueras del pueblo. En una maravillosa ladera que se vestía de miles de colores en primavera, y en invierno la cubría un frio y elegante manto blanco, cuando todo el mundo se quiso dar cuenta, Eloísa que así es como se llamaba nuestra protagonista se hizo mayor, su cuerpo se fue transformando en el de una muchacha bien alimentada con largos cabellos tan negros como el azabache y unos grandes y almendrados ojos tan verdes como dos luminosas esmeraldas.

Esa tarde, como tantas otras el rey subió a la torre más alta del castillo para ver la puesta del sol y poder desahogar ese peso que tanto le apretaba el corazón en forma de lágrimas. Pero esa tarde Eloísa jugaba en los jardines del palacio, correteando de aquí para allá, cazando mariposas para luego soltarlas y correr con ellas, columpiándose en una vieja y débil rama de un árbol. Al verla desde ahí arriba el padre se dio cuenta de cuánto había crecido su hija y que pronto estaría en edad casadera y que no había podido cumplir la última voluntad de su amada esposa. 
Es por eso que decidió que se debía casar antes que su hija, para darla una madre que la pudiera ayudar y aconseja.

Pero los años no pasaron en balde para el triste rey, su cara estaba surcada de grandes arrugas y su frente quebrada de tanto lamentarse, sus ojos estaban caídos y su mirada desprendía angustia y culpabilidad. Los pocos dientes que tenia estaban picados o negros, el resto yacían en una triste y pequeña caja que parecía revelar la vejez del anciano. Por todo esto la búsqueda de pretendientes se hizo terriblemente complicada, nadie quería compartir su vida con un hombre melancólico, que se tiraba las tardes llorando en una torre.

El rey desesperado ofreció en secreto una suma incalculable de dinero a una mujer mala y estirada como ella sola. Su intención era robar todo el oro al rey y a su pueblo para salir huyendo y dejarles a todos arruinados.

Lo peor de todo es que esto no era ningún secreto, todo el mundo del reino parecía haberse dado cuenta… todo el mundo, excepto el rey que estaba obsesionado con casarse y darle lo mejor a su joven hija.

Eloísa se sentía muy culpable, todo el reino se arruinaría incluido su padre, pero él no escuchaba sus ruegos ni suplicas, así que propuso encontrar una solución.

Pidió a su padre que antes de casarse se tomase un tiempo para conocer a esa mujer, y que si después de ese tiempo él quería continuar con el disparate de la boda, ella ni nadie se metería más.
El padre acepto, y Eloísa le dio el tiempo en que se tardasen en confeccionar tres vestidos, pero no tres vestidos cualquiera. Uno debía ser tan luciente como la luna, otro tan deslumbrante como el sol;  y por último uno que brillase como las estrellas. Ella pensó que eso llevaría muchísimo tiempo al rey, y que él mismo se daría cuenta de que esa boda era una desgracia para todos. Pero lamentablemente los vestidos estuvieron listos en poquísimo tiempo.

-          _ Realmente son unos vestidos maravillosos padre, pero el verano acabará dentro de poco y necesitaré una capa para poder usarlos, pero no una capa cualquiera, sino una que vaya acorde con la majestuosidad de los vestidos.
El rey considerando necesario lo que se le pedía,  mandó elaborar la capa con tal variedad y calidad de tejidos que todos los sastres y modistas quedaron admirados con la prenda que finalmente se confeccionó.

Al recibir la capa la niña quedó abatida, pues su padre no había cambiado de idea y ella no se podría entrometer más, pues había dado su palabra.

La única solución que se le ocurrió fue huir, pues quizás si ella desapareciese su padre no se casaría y no ocurriría ninguna desgracia.
Con lágrimas en los ojos, guardo sus tres vestidos, se puso la capa sobre sus hombros y salió del castillo de madrugada.

Tras andar apresuradamente durante horas, con el miedo de ser descubierta clavado en su espalda, llegó a un árbol hueco donde se metió a descansar. Tan exhausta como estaba se quedó dormida.
Al día siguiente la despertaron las voces de dos cazadores que la habían visto, ella se asustó y decidió no contestar a sus preguntas. Estos la vieron tan desamparada que la llevaron al castillo de aquel nuevo reino para darla asilo.

Con el tiempo Eloísa encajó perfectamente en la vida del palacio como ayudante en la cocina.
Poco  a poco la princesita fue conociendo al príncipe del palacio a quien veía todas las noches a la hora de la cena pues ella era la encargada de hacerle su sopa. Admiraba su inteligencia y la justicia con la que trataba a sus súbditos.

Como el príncipe estaba en edad casadera, se organizaron en el reino grandes bailes para buscar esposa. Unos bailes que durarían tres noches.

La primera noche Eloísa consiguió escaparse de las cocinas, se vistió con su vestido tan luciente como la luna, y estuvo bailando con el príncipe toda la noche, pero cuando se aproximaba el momento en que cerraban los dormitorios de los sirvientes, Eloísa tuvo que desaparecer para no ser descubierta. El príncipe, aunque a todos preguntó por la chica que con él había estado bailando, nadie pudo dar razón de ella.


A la hora de la cena, el príncipe estaba taciturno y casi no probaba bocado. A duras penas se acabó la sopa y encontró al final del cazo, una virgen de plata que le hizo recordar con una media sonrisa a la bella dama que había bailado con él.

La segunda noche Eloísa apareció en el salón de baile con el vestido que deslumbraba como el sol. El príncipe no se separó de ella en toda la noche, no paraba de preguntarla cosas, pero Eloísa no podía contestar todas, por lo que al príncipe le pareció una chica misteriosa y tan diferente de todas las demás que no quería alejarse de ella, sentía una tremenda curiosidad. Nuevamente Eloísa tuvo que salir corriendo hacia las cocinas a la misma hora que la noche anterior.


A la hora de la cena, el príncipe volvió a estar triste e intrigado por la desaparición de su amada. Al terminar la sopa se encontró un Cristo de oro cuyo resplandor le trajo dulces y bonitos recuerdos sobre la noche anterior.

La ultima y tercera noche se puso su vestido tan brillante como las estrellas, y el príncipe cayó rendido ante su belleza, su sentido del humor, su risa contagiosa y ante la magia que rebosaba su mirada, pero como siempre ella tuvo que irse.


A la hora de la cena, el príncipe encontró dentro de su cazo un anillo reluciente como los diamantes y sin dudarlo fue en busca de la cocinera.

Eloísa se encontraba limpiando unas sartenes con mucho cuidado de no manchar su estupendo vestido, que como no le había dado tiempo a cambiarse lo tuvo que esconder bajo su capa.

El príncipe entró en el establecimiento y cuando sus miradas se cruzaron ambos se quedaron petrificados, paralizados. Hasta que el príncipe, tragando saliva le quitó suavemente la capa dejando al descubierto su brillante vestido y dijo:

-        Espero que este anillo signifique lo mismo para ti, que para mí el que tu llevas puesto.

La muchacha miró su mano y vio un anillo que el príncipe le había colocado durante el baile sin que ella se diese cuenta.

-        ¿Cómo averiguaste que era yo?

-        Siempre lo supe, desde la primera vez que entraste en mi castillo y nuestras miradas se chocaron. Dime ¿querrás compartir tu vida conmigo?

-                     _         Cada día.

Vivieron felices para siempre, amándose hasta el último día de la vida de ambos, cuando sus corazones dejaron de latir a la vez.
Quien sabe donde estarán ahora pero seguro que juntos.

FIN.




REFLEXIÓN BLOQUE 5.


Como he venido diciendo durante casi todas las entradas de mi blog, la literatura infantil es fundamental a edades tempranas, y ¿qué mejor manera de fomentarla que a través de una biblioteca en el propio aula?

Es la mejor manera para iniciar a los niños en el habito de leer, acercarles a los libros, que los conozcan, los toquen, los huelan, que se den cuenta de que hay una gran variedad y que cada uno puede ser más bonito que el anterior. Con una biblioteca les enseñaremos a cuidarlos y a que se den cuenta de su valor.

Además de hacerles más creativos y con más capacidades para aprender a leer y a escribir, les educaremos en otros valores tan importantes como la responsabilidad. Cuando se lleven un libro a casa deben tratarlo con cuidado y no dejar que se rompa ni ensucie…etc.
Incluso podemos convertir a nuestros alumnos en pequeños grandes escritores y lectores con la posibilidad de que en un futuro exploten las capacidades trabajadas en clase haciéndolas enormemente poderosas.

En este bloque he aprendido como construir una biblioteca de aula, que ni muchísimo menos consiste en dos o tres baldas con unos cuantos libros, si no que es necesario disponer de un espacio amplio o bien aprovechado y luminoso, donde los libros estén ordenados, haya un buen sistema de préstamo, y por supuesto un buen rincón de lectura donde los niños imaginen y disfruten cuanto quieran.

Cuando yo sea maestra de infantil creare una biblioteca de aula tan bonita e inspiradora que todos mis alumnos cogerán gusto a la lectura y disfrutarán con todas las actividades que hagamos. Mi biblioteca tendrá muchísimos libros, de los cuales mucho serán los que mis propios alumnos elaboren.

Tengo infinitas ganas de poder hacerla y llevar a cabo todos mis planes de futuro.

BIBLIOTECA DE AULA. bloque 5


Por qué es importante una biblioteca de aula.
Es importante porque hay que fomentar la lectoescritura, las ganas de aprender a leer y el gusto por la literatura, que será fundamental para que el aprendizaje sea fructífero. La imaginación es una característica fundamental en los niños y pretendemos desarrollarla y fomentarla en su grado máximo. Con el fin de iniciarles en  la autonomía de crear, porque queremos niños imaginativos.

Ubicación en el aula:
Al tener un aula luminosa disponemos de luz natural porque todo estaría rodeado de ventanas. Hemos decidido situar la biblioteca rodeando casi la mitad de la clase. El espacio de la biblioteca de aula será muy grande acorde con la importancia que le damos a esta. Tiene que estar situado en un espacio donde no haya tránsito de personas, que sea un sitio tranquilo. La puerta del aula estará en el otro extremo de la clase para que no interfiera en la actividad.

Diseño:
Constará de estanterías adaptadas a la altura de los niños, inclinadas para que se pueda ver la portada de cada libro, es decir los libros estrás colocados de manera horizontal. En el centro pondremos una mesa giratoria y desplazable donde se colocarán los cuentos contados por la profesora, que tengan que ver con lo que se esté viendo en clase, los preferidos por los alumnos, es decir los libros irán rotando de la mesa a las estanterías… con el fin de poder llevar a cabo distintas actividades y que así todos los libros pasen por las manos de los niños y no solamente los que se lean en clase. El diseño siempre será el mismo lo que cambiará es la decoración según lo que estemos trabajando. Será así para que los niños puedan ver todos los libros de un golpe de vista, su colocación según el genero… será un lugar cómodo para que estén a gusto y relajados a la hora de acercarles al mundo de la literatura.

Contenidos: Tendremos variedad de libros:
 Habrá un apartado para libros de autor.
 Para libros folclóricos.
Para álbumes de imagen.
Para el libro viajero.
 Para los libros creados con y para libros.
Libros traídos de casa.
Y un apartado de revistas y catálogos.
 Pretendemos que los tipos de libro que haya sean diferentes a los que puedan tener en casa como por ejemplo los libros de Disney. En esta misma línea queremos cuentos nuevos que no hayan escuchado antes para que no pierdan ni la atención ni el interés hacia ellos.
En el centro del aula habrá un dispositivo giratorio donde expondremos los libros que hayamos trabajado recientemente o sus preferidos… cada semana el contenido de esta mesa variara.

Para que todos los libros estén a la vista fotocopiaremos las portadas de los que no se vean y los colgaremos alrededor de la biblioteca gracias a un hilo de lana y pinzas pequeñitas.
También dispondremos de libros más delicados que serán colocados en una estantería más alta y se utilizarán para alguna actividad específica de aula.
Libros que especialmente nos gustaría tener de manera inamovible en nuestra aula.
-          Cuando mi gato era pequeño: Una historia de un gato-elefante, una mascota con crisis de identidad y con un dueño singular.

-          A qué sabe la luna: Una bonita historia sobre la amistad y la necesidad del trabajo en equipo para conseguir objetivos, sin menospreciar a nadie por insignificante que parezca.

-          Un bicho extraño:
http://4.bp.blogspot.com/-soXU5I6D-9Q/T5IDgyNaCvI/AAAAAAAAAP8/BcK7Y9j8F-g/s200/un+bicho.png



Mira que mira mirando,
encontré un bicho muy raro.
Era parecido a un huevo:
gordo arriba, abajo flaco.
Tenía los pies encima
y un rabo largo y delgado...

-          Adivina cuanto te quiero:
http://1.bp.blogspot.com/-BFvtEYjy2mQ/T5IDn2PtHnI/AAAAAAAAAQc/-UfcewBwr4g/s1600/adivina.png
A veces, cuando quieres a alguien mucho, mucho, mucho, intentas encontrar el modo de describir el tamaño de tus sentimientos. Pero, tal como la liebre pequeña color de avellana y la liebre grande color de avellana descubren, ¡el amor no es algo fácil de medir! Si el cariño se midiera en longitud, peso o tamaño, mamá liebre siempre vencería, pero su hija está empeñada en quererla más. En este tierno juego, lo verdaderamente importante es saber expresar ese amor. Y tanto el texto como las ilustraciones consiguen hacerlo con humor y dulzura.

-          Enamorados: Ernesto no para de fastidiar a Salomé: le tira del pelo, le arranca las gafas, le quita el sombrero a propósito. La mamá de Salomé le ha dicho que seguramente Ernesto está enamorado de ella. Pero ¿qué quiere decir estar enamorado? Sobre este tema los amigos de Salomé están bien informados…

-          Cuentos silenciosos:   Benjamín Lacombe hace un particular homenaje a sus cuentos preferidos dándoles vida y volumen de una manera sorprendente.
-          ¡Papá!
http://3.bp.blogspot.com/-MbdV8d_ib0c/T5IDiUZ5F_I/AAAAAAAAAQE/tXQshZTUyaQ/s1600/largos+cabellos.png
-        La princesa de los largos cabellos: En un país lejano y pobre vive una princesa de cabello muy largo. A ella le gustaría cortárselo pero su padre le dice que el cabello es el tesoro más valioso. El cabello le pesa tanto que ella no es capaz de cargarlo sola y requiere de la ayuda 

del hombre fuerte del circo. Con él, ella conocerá historias sobre lugares lejanos y se aventurará en un camino que la conducirá hacia la independencia y la libertad. La princesa de largos cabellos nos presenta una breve y hermosa historia que nos habla de la independencia necesaria para ser feliz, y de aquellas cosas que nos atan sin sentido a arquetipos y convencionalismos que a veces aceptamos sin dudas ni murmuraciones.

-          Cuéntame la noche que nací: Este libro explica muy bien la adopción de bebé.

-          Tres con Tango: Un libro que puede ayudar a los padres a explicarle a los chicos acerca de las familias del mismo sexo. Está basado en hechos reales.
http://4.bp.blogspot.com/-D_FLqtMUh2w/T5IDmWz0CII/AAAAAAAAAQU/KC_K2prr5do/s1600/abuelo+y+osito.png-        Osito y su abuelo: Nada le gustaba más a Osito que visitar a su abuelo cada viernes. Merendaban juntos y luego subían a la casa del árbol en el jardín para contemplar el mundo desde allí. El abuelo le explicaba a Osito historias de cuando él era pequeño. Pero un buen día se llevaron a su abuelo al hospital. Estaba demasiado débil para seguir explicándole a osito sus historias. Ésta vez fue Osito quien contó una historia y cuando acabó, el abuelo cayó en el más profundo sueño.


-
          Por cuatro esquinitas de nada: A cuadradito le gusta jugar con sus amigos Pequeños Círculos, pero no sabe como entrar en su casa porque… ¡La puerta es redonda!
http://1.bp.blogspot.com/-KEwjxtG1PjE/T5IDkGKlOWI/AAAAAAAAAQM/HcHgaHVK95A/s1600/orejas+de+mariposa.png
-       Orejas de mariposa transmite un mensaje de gran valor: podemos convertir en positivo aquello que para otras personas no lo es, y lo que es mejor, que lo diferente nos hace "únicos y especiales". Debemos reivindicar pues las diferencias y aprender a aceptarnos tal como somos, valorándonos con nuestras virtudes y defectos.
http://2.bp.blogspot.com/-M2Srx7ArJS8/T5IDfzI80TI/AAAAAAAAAP0/oWc2R7AbV8o/s1600/petra.pngPetra es una pequeña elefanta que rechaza su gordura y sueña con un físico diferente. Después de que sus expectativas se hiciesen añicos, y tras muchos intentos frustrados por adelgazar mediante métodos que no se acomodaban a su especie, a la elefanta aún le quedaba algo por hacer...

Con la esperanza de encontrar una solución a su "problema" comienza un viaje que propiciará un encuentro muy especial, divertidas aventuras, y sobre todo, hará que comience a aceptar de buen grado su condición natural y a percibir la gordura de una manera no distorsionada.


       -   Oliver Button es una nena: A Oliver Button le llamaban nena, porque no le gustaba hacer las cosas que hacían los demás chicos. Le gustaba pintar, pasear por el bosque, disfrazarse y, sobre todo, bailar. Comenzó a ir a clases de danza, y el día que actuó en el concurso de talentos con sus brillantes zapatos de claqué, dejó asombrados a sus compañeros. Desde entonces, Oliver Button dejó de ser una nena para convertirse en una estrella
      -  ¡Quiero mi chupete!:  ¿Dónde está mi chupete? ¡Quiero mi chupete!, exclama la princesa cuando, misteriosamente, desaparece de nuevo su chupete... Es que nunca va a olvidarese de él?
      -¡No quiero dormir! Acostarse, bañarse, dejar de utilizar el pañal o comer suelen ser actividades dificultosas para los niños y, a menudo, preocupan a los padres. Ahora, los mayores y los pequeños aprenderán a desarrollar actitudes positivas ante estas situaciones; los más pequeños lo pueden hacer a través de cuatro historias de niños que, como ellos, se resisten a crecer. Además, los cuentos incluyen valiosos consejos para facilitar la tarea de los padres.


Hay otros cuentos que son buenos tenerlos también pero que habría que tener cuidado como por ejemplo:
      -Un culete independiente ya que habla de azotes en el culo. César Pompeyo, un niño que es muy travieso, demasiado, y su mamá cada vez que se enfadaba le daba un par de azotes en el culo. Pero un día, el culete de César está harto de recibir azotes, así que decidió independizarse y se marcho. A César le dio igual pues pensaba que no le hacía falta, pero eso no era así, no podía sentarse a desayunar, no podía montarse en los columpios… Así que lo paso muy mal, al final el culete volvió y César se empezó a portar mejor.

   -  El topo que quería saber quién se había hecho eso en la cabeza porque la historia gira en torno a la venganza. Una terrible catástrofe cae sobre el topo una mañana clara y soleada. Se parece a una salchicha y lo peor de todo es que le aterriza justo encima.
       Nuestro valeroso héroe se propone averiguar quién le ha hecho eso en la cabeza. La búsqueda, tan divertida como reveladora, deja al descubierto un aspecto de la vida que, aunque importante, suele ser desatendido.
       Y por último, hay libros que no sería recomendable tener en el aula, pero si disponer de él si la profesora lo necesitase en un momento determinado como por ejemplo:

http://1.bp.blogspot.com/-HTq-trmf5ME/T5ICuDydxqI/AAAAAAAAAPs/-NAJn67qBz4/s1600/juul.png     
   Juul: Es un libro aparentemente duro, pero es una cálida y comprometida llamada de atención para que los lectores, no solamente niños, reflexionen sobre la crueldad y la violencia que, cada vez con más frecuencia, se da entre los propios niños.
Objetivos que persigue la animación a la lectura.

• Disfrutar con la lectura y la narración de cuentos populares y libros de animación.
• Desarrollar el hábito lector.
• Descubrir la diversidad de los libros y sus posibilidades lúdicas, estéticas, expresivas, recreadoras, creativas, etc.
• Aprender con la lectura: “vivir” otros mundos y realidades.
• Afianzar el proceso de madurez (el acto de leer implica a todas las dimensiones personales: inteligencia, voluntad, fantasía y sentimientos).
• Fomentar la sensibilidad, la afectividad y el gusto estético.
• Transmitir valores positivos (solidaridad, estima a la naturaleza, respeto a los demás,..).
• Compartir las experiencias lectoras y tener la oportunidad de transmitir sus sentimientos.
• Difundir la literatura oral y escrita en las diversas lenguas del Estado Español, en el caso de las comunidades autónomas bilingües.
• Distinguir entre los géneros literarios: narrativa (cuento) y poesía.
• Identificar el título, personajes y tema, autor o autora, ilustradora o ilustrador.

ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN.
Para conseguir los libros:
Disponemos de los fondos del colegio, con esos fondos elegiremos los libros que más se adapten  a su edad madurativa del niño.
Podemos conseguir más libros gracias a algunas editoriales que muchas, los regalan por la compra de material escolar.
Los padres también pueden donar libros al centro para hacer más rica la biblioteca
Utilizar los servicios del bibliobús es una muy buena idea igualmente, para tener más material y para que los alumnos se vayan acostumbrando al préstamo de libros así como iniciales en la responsabilidad que eso conlleva.
Por supuesto también podemos tener libros hechos por la maestra para los niños e incluso los libros que los propios niños crean, es decir hablamos de la creación literaria con y para niños.
Préstamo:
Haremos un carnet donde aparezca el nombre, la clase y una foto del alumno.Este carné estará plastificado.
El carnet estará preparado para ser pegado con blue tac en el lugar vacio donde este el  libro que ellos quieran llevar a casa.
Alado de la biblioteca habrá una pizarra blanca de rotuladores donde pondrá: ¡Libros prestados! y a continuación todos los títulos junto al nombre del niño a quien se le ha prestado.
El préstamo se llevará a cabo de la siguiente manera: cuándo el alumno se quiera llevar un libro dejará su carnet en el sitio de dicho libro. Y la profesora apuntara el titulo y el nombre en la pizarra a fin de llevar un control.
Los niños podrán llevarse los libros siempre que quieran, cualquier día de la semana y podrán tenerlos consigo hasta cumplir el plazo de una semana.
Normas de uso de la biblioteca. 
  • Respeto hacia cualquier tipo de material.
  • Respetar el libro del compañero/a
  • Dejar el material en su sitio al terminar de usarlo.
  • Esperar siempre el turno.
  • Comentar en voz baja algo con el compañero

La hora del cuento:
Institucionalizar y planificar temporalmente ratos específicos para que la comunidad educativa pueda asistir a narración de cuentos.
Dentro de la hora del cuento haremos diferentes actividades de cuentacuentos, narración con libro y lectura. En esta hora y antes, durante y después de la lectura del libro se les harán preguntas motivadoras, como: ¿de que creéis que trata?, ¿Cómo pensáis que será el protagonista?...
Los viernes será un día diferente pues todos los padres y familiares de los niños estarán invitados a fin de que deleiten a los niños con las historias que ellos quieran.

DINAMIZACIÓN.
Involucrar a los niños
No sólo en la decoración sino también en el funcionamiento de la biblioteca. De este modo estaremos ofreciéndoles un canal de participación en el centro y fomentando su responsabilidad.
Tras la lectura de un libro cada niño debe llevar a cabo una actividad:
Puede contar la historia que ha leído y así hacer que los oyentes sientan deseos de leerlo. Además el niño pondrá en práctica su forma de expresarse.
También puede rellenar una ficha donde evalúe el libro. Cada niño deberá escribir el nombre del libro  y debajo habrá unas caritas: una sonriente, una seria y por ultimo una triste. Tras la evaluación del cuento el alumno rodeará la cara con la que más se sienta identificado.
De esta manera su aprenderá  a ser crítico y aprenderá a reconocer los libros que más le gusten respecto a otros.
También puede responder una serie de preguntas que deben servir para dejar con la sensación al niño d que se ha enterado de la historia y así no perder el interés.
Y por ultimo otra actividad posible consistiría en que el alumno dibujase algo relacionado con el cuento, puede ser su personaje favorito, la escena que más le ha gustado etc.

Crear material atractivo
 Se confeccionarán materiales atractivos relacionados con las actividades organizadas desde la biblioteca (carnés de lector, separadores, pegatinas, mascotas, pins…) que puedan repartirse a todos los niños del centro. Servirán de recuerdo y valoración de la biblioteca.


Materiales para maestros
 El modo ideal de lograr su implicación en el funcionamiento de la biblioteca es aprovechar al máximo las posibilidades que este centro de recursos ofrece. Para ello elaboraremos carpetas temáticas para el profesorado: estrategias de manejo de la información, técnicas de trabajo intelectual, procedimientos de utilización de las obras de referencia, relación de libros para tratar determinado tema, recopilación de poesías referentes a una estación, un autor, etc., dossiers, guías de lectura, materiales para motivar una actividad, información de novedades, estrategias de animación lectora... Si estos materiales se le facilitan al maestro antes de que los necesite estaremos haciendo un favor impresionante a los estudiantes porque la didáctica que derrame el docente sobre ellos será más motivadora y rica. Para ello es preciso que el bibliotecario esté plenamente integrado en el claustro de profesores, con capacidad decisoria y plena y constante relación con cada equipo de maestros.

Actividades motivadoras:
 Taller de creación literaria: en la medida en que los niños (y los maestros, por qué no) se sientan valorados y perciban que sus ideas y producciones son apreciadas por los demás, estarán más predispuestos a leer los trabajos de los otros, sean estos sus iguales o, más tarde, autores de prestigio. 

 Creación colectiva de libros gigantes, documentales, de recetas, de pócimas y conjuros, de poemas, de nanas, de anécdotas, de cuentos tradicionales recopilados por los propios chicos y maestros... 

Taller informático: incorporar el libro electrónico y las enciclopedias en cd-rom a los materiales y recursos de aprendizaje para que el niño supere el conflicto tradicional que padres y maestros le planteamos entre lectura y tecnologías avanzadas. 

Otras actividades motivadoras: Semana del cómic. Semana de la prensa. Taller de poesía. Un libro, un viaje. Mercadillo de libros, etcétera.
Los padres pueden participar en actividades como el taller informático y si lo desean ir al aula alguna vez para que hagan un cuentacuentos o una lectura con libro. Sería conveniente que los padres estuviesen pendientes de los libros que los niños cogiesen de la biblioteca para llevarlos a casa para que ellos también los motiven a leer y les hagan ver la importancia de cuidar bien los libros prestados (y todos en definitiva). Su participación, tanto en el aula como en casa será clave para que los niños empiecen a tener gusto por la literatura y también para incentivar el deseo por aprender a leer.


Así es el aula donde nos imaginamos nuestra biblioteca:

Un pequeño paréntesis para una adaptación.


El otro día vi una pelicula que me hizo acordarme enormemente de la asignatura, se llama: PONYO y es una adaptación a la sirenita para niños.

Ponyo es un pez con cara de humano que desea ver el mundo exterior, en su aventura de salir fuera se encuentra con un niño de él que se hace muy amigo. 

Pero su padre la obliga a descender de nuevo al fondo del mar. Ponyo tan deseosa como estaba de salir fuera y de ser una humana y lo consigue, pero las consecuencias pueden ser funestas pues si el niño no la termina amando se convertirá en espuma de mar.

 Finalmente y al contrario de lo que pasa en el cuento de Hans Cristian Andersen, el pez se acaba convirtiendo en una bonita niña para siempre pero pierde su condición de pez y sus poderes mágicos.






(L).

Bloque 4. Reflexión.


En este bloque, el de creación literaria con y para niños han sido muchas las cosas que hemos aprendido y todas muy importantes para nuestro futuro profesional. Como las diferentes estrategias y técnicas que hay a la hora de crear un libro para o con nuestros alumnos.

Una de las que más me ha gustado para crear literatura con ellos es los cuentos múltiples con núcleos, de ahí puede salir un cuento muy bonito y divertido con el que los niños se lo pueden pasar muy bien al mismo tiempo que se acercan a la literatura.
La hipótesis absurda también me parece una manera muy acertada de disparar la imaginación de todo el mundo.

En clase vimos millones de cuentos que fueron una bonita inspiración a la hora de crear el nuestro y también para coger ideas que podremos utilizar en un futuro. Y aunque no estoy muy orgullosa de uno de los cuetos que elaboré estoy segura que la próxima vez que lo haga me saldrá como yo me imagino.

Siempre me ha gustado la idea de crear cuentos pero realmente nunca he sabido tanto como hasta ahora, antes lo hacía sin ninguna técnica, simplemente me ponía a escribir y dejaba que mi imaginación volara, ahora siguiendo estas pautas será más fácil crear historias y además estarán mejor echas.

A la literatura infantil, yo personalmente le doy un papel protagonista en educación infantil por lo que todos estos contenidos me han parecido enormemente interesantes.
Acercar a los más pequeños a la literatura, haciendo que sientan gusto por ella no solo les ayudará en el proceso de aprender a leer y escribir, el cual se simplificara mucho acorde con las ganas que tengan de aprender sino que también estimulará su creatividad haciéndoles niños creativos con poder para inventar y formular sus propias ideas.

Cuando sea maestra quiero tener en mi aula una gran biblioteca que represente un espacio mágico donde cada niño podrá ser quien más desee y un lugar, igualmente para vivir mil aventuras sin moverse del sitio. En mi biblioteca habrá, por supuesto un espacio para la creación con y para niños donde espero que haya muchas creaciones mías para ellos y aun más cuentos hechos por ellos mismos.

En el aula haremos representaciones plásticas y dramáticas. Talleres de poesía y se prosa. 

Con todo esto les abriré las puertas de este mundo tan mágico que es el de la literatura.

Quién sabe, quizás algún día enseñe y motive a un niño a crear y a empuñar un lápiz para escribir sus primeras letras con las que años después escriba un maravilloso libro.

BLOQUE 4: ¡¡cuentos!!


Para la realización de los cuentos he dispuesto materiales baratos pero duraderos.

A veces, es un cuento hecho con folios de colores y un portafolios de plástico. He utilizado emoticonos pues me ha parecido una manera original y divertida para que los niños entiendan sus emociones. Además es una manera de acercarles a las tics de manera atractiva.

Adivina Adivinanza, es un cuento hecho con bayetas de diferentes colores. He utilizado un vocabulario sencillo pero no simple a través del cual el lector debe adivinar de qué habla el texto antes de llegar a la última página donde está la respuesta.

El contexto de los dos cuentos es indefinido y tienen una estructura lineal

A VECES:











ADIVINA ADIVINANZA:









sábado, 26 de mayo de 2012

La hora del cuento. bloque 3 corregido



La hora del cuento
 es un término con el que nos referimos al momento en el que iniciamos y trasmitimos la literatura a los niños contando o leyéndoles libros.
Los beneficios de este momento son:
  • Despertar el interés.
  • Romper la rutina escolar.
  • Enriquecimiento afectivo, el niño y la niña se sienten felices, interactuan y se identifican con los personajes.
  • Expresan sus opiniones y sentimientos

¿Qué se trabaja trasmitiendo literatura oral a los niños?

  • ·         Se desarrolla: el razonamiento lógico.
  • ·         La imaginación, incluso cuando se les muestran imágenes.
  • ·         La memoria.
  • ·         El lenguaje (oral, semántica, vocabulario).
  • ·         El interés por leer (cuando ven que alguien lee, les llama la atención y quieren aprender a hacerlo por si mismos).
  • ·         El gusto por la lectura y por los libros.
  • ·         Se mejora la capacidad de atención.
  • ·         Hablar de valores y enseñanzas sin convertirlo en paraliteratura.


Es necesario interactuar con los niños durante la hora del cuento.

Antes del cuento:
Se puede hacer una asamblea e introducir el cuento: tiene que haber un diálogo de motivación, donde se juegue con el titulo y donde los niños puedan dar su opinión, comentar y especular sobre el cuento: sus posibles personajes, su época…
De esta forma el niño sentirá deseos de conocer la historia y  estará más predispuesto a disfrutar y a aprender.

Durante el cuento:
En las historias que sean cortas, primero escucharán para que al final puedan participar e intervenir.
En las historias que sean más largas se pueden hacer preguntas retóricas o que les den pie a que ellos hablen mientras se cuenta el cuento. Cuando van a perder el interés es bueno hacerles actuar.

Al terminar el cuento:
Les podemos plantear una serie de preguntas, como por ejemplo: ¿os ha gustado?, ¿Qué personaje os ha caído bien?, ¿cuál os ha caído mal?, ¿Por qué?.
 Las preguntas deben ser objetivas, que no sean detalles irrelevantes pues dejan a los niños con la sensación de que no se han enterado de la historia, el objetivo no es que se aprendan la historia a la perfección.
No hay que hacer preguntas que les obliguen a contar la historia entera de nuevo.
El objetivo es que saquen conclusiones, no resúmenes y dicha lectura sea un buen recurso y una buena motivación para seguir interesándose por los libros.

Actividad plástica:

  • Pedir a los niños que hagan dibujos de los personajes del cuento.
  • cada niños deberá escoger los colores, el material y la manera de pintar.
  • luego se puede implementar una exposición de los personajes hechos por los niños y las niñas.
  • realizar un dialogo con todos los alumnos para comparar y contrastar las imágenes echas por todos.
  • se puede utilizar cualquier otra técnica gráfico-plástica. 
Actividad dramática:

  • dividir a los niños en pequeños grupos
  • proporcionar a los niños mascaras y vestuario de los personajes del cuento.
  • pedir que presenten su dramatización a los demás compañeros del aula.
  • después de las presentaciones dialogar para que los niños puedan compararlos.
  • también podemos interpretar con ellos las partes del cuento que elijan, con ayuda de títeres que ellos mismos creen.






Para mantener su máxima atención y motivación la educadora debe:
  • Prepararse.
  • familiarizarse.
Con la lectura elegida.
de esta manera, la lectura resultará:
  • Dinámica
  • Con pausas
  • Con cambios de inflexión de voz.
  • Con expresión corporal.
  • Gestos imitando sentimientos.
Indicaciones para leer un cuento:

  • El ambiente ha de ser informal, puede ser un rincón o la biblioteca.
  • La maestra invita a los niños a sentarse al rededor de ella.
  • Antes de la lectura es recomendable realizar una actividad de relajación.



Propuesta didáctica:



Tipos de trasmisión literaria.

CUENTACUENTOS: Este tipo es el que más favorece la imaginación y creatividad puesto que no se lleva libro, ni se muestran imágenes a los niños, por eso sin este apoyo visual pueden imaginar cuanto quieran, por lo que es bueno contarles historias nuevas, de las que nunca hayan oído hablar o visto por la televisión o en libros para que puedan crear desde cero a los personajes, los escenarios, etc.
Los cuentacuentos deben tener mucha expresividad, algo de movimiento y una voz clara aunque no es necesario poner voces diferentes a cada personaje, si no vamos a ser capaces de poner el mismo timbre de voz siempre que salga un personaje u otro, es mejor ponerles a todos el mismo tono, a los niños les gustará igual. También se puede interactuar los niños para que la historia les enganche, se les puede hacer alguna pregunta para que no pierdan el interés, además de hacer gestos con las manos, la cara…
Los cuentacuentos fomentan la comprensión oral.
Es posible recurrir a alguna marioneta si se cree necesario.

NARRACIÓN CON LIBRO: Consiste en contar un cuento con nuestras palabras a la vez que mostramos las imágenes, como un cuentacuentos pero con apoyo visual, por lo que se utiliza menos la imaginación.
Este tipo es el más usado en el primer ciclo de educación infantil, ya que las imágenes les ayudan a los niños a seguir el hilo de la historia.

LECTURA: Hay que leer de forma expresiva y pausada, para que a los niños les sirva como modelo lector y por supuesto para que la lectura sea más fluida y mejor.
Se pueden enseñar los dibujos a medida que se lee o por el contrario enseñarlos todos juntos tras la lectura.
Cuanto más grande sea el libro, mejor porque será más fácil enseñar los dibujos y que los niños los vean con claridad.
No es recomendable poner voces a los personajes, es mejor leerlo todo en el mismo tono porque como es un modelo de lectura al niño le podría confundir.

 ENLACES DE INTERÉS: